PRESIDENTES DE JUNTAS DE ACCIÓN COMUNAL GESTIONAN 200 MILLONES DE PESOS PARA INVERTIR EN INFRAESTRUCTURA DE ESCUELAS RURALES DEL MUNICIPIO.

Los presidentes de las J.A.C del Centro y Chen bajo del municipio de Viracachá, Carlos Alberto Martínez (Charly) y Margarita Fonseca hoy viernes 26 de Mayo se reunieron con el gobernador Carlos Andrés Amaya en su despacho con el fin de darle a conocer las necesidades del municipio.

 

Planteándole la necesidad de la gasificación rural, pavimentación de la vía empalme - alto de las arepas e infraestructura de las escuelas rurales.

 

El mandatario de los Boyacenses por el momento se comprometió con los comunales a destinar 200 millones de pesos para el mejoramiento de la infraestructura de las sedes rurales del municipio, es así como le encargo al secretario de educación del departamento Juan Carlos Martínez darle prioridad a este municipio.

 

El secretario de educación del departamento de Boyacá Juan Carlos Martínez le manifestó en un segundo encuentro a los comunales que este será el primer municipio en beneficiarse en un proyecto piloto que implementara este año la gobernación de Boyacá.

 

Los recursos serán girados directamente a la Institución Educativa Técnica Agropecuaria sede principal, la forma de ejecución de los recursos será en común acuerdo entre la alcaldía, consejo directivo de la Institución Educativa Técnica agropecuaria y las Juntas de Acción Comunal, la interventoria la podrá realizar planeación municipal con el fin de evitar intermediarios y optimizar los recursos. 

 

 

Los presidentes del centro urbano y de Chen bajo se sienten complacidos de poder adelantar este tipo de gestión en representación de todos los comunales y comunidad del municipio de Viracachá.

En Viracachá “se tomaron las vías… de echo”

En Viracachá “se tomaron las vías… de echo”

Cuando digo que se tomaron las vías de echo no se trata de trifulcas, revoltosos  ni nada por el estilo,  me refiero a que los habitantes de este municipio dejaron sus actividades habituales para salir a la vía principal como en los viejos  tiempos  a pico y pala;  y es que el estado de la vía Soraca - Viracachá se encontraba en unas condiciones desastrosas,  como la canción de Juancho el jornalero “de hueco en hueco”  y ni se diga la vía Viracachá – Cienega,  el efecto del invierno tiene a esta carretera en una pésima condición y se hace intransitable.


El párroco de Viracachá Rafael De Los Reyes Cepeda,  toma la iniciativa de hacer una jornada de trabajo en la carretera convocando a toda la comunidad,  se trata de  la vía principal y todos somos beneficiarios de la misma, la respuesta fue positiva más de un centenar de personas atendieron el llamado y el pasado sábado 08 de agosto llegaron muy puntuales con herramienta y traje de trabajo,  labriegos, propietarios de vehículos y conductores.


Se cumplió la jornada con éxito para satisfacción de todos, hay que reconocer el compromiso de esta comunidad con el objetivo de echar para adelante, varias personas se manifestaron  con la merienda para los que trabajaban.


Querido lector permítame hacer la siguiente reflexión: queda claro, no es que la comunidad no sea unida, no es que las personas sean indiferentes, no es que nadie se interese por los problemas de nuestra comunidad, es que des afortunadamente carecemos de buenos líderes, una vez más queda demostrado que se pueden hacer grandes cosas sin esperar los millonarios contratos  de por medio, estamos acostumbrados a que tienen que ser los  gobernantes los que vengan a dar solución,  todos sabemos que ellos están presentes únicamente en las elecciones y después se olvidan.

Hago un paréntesis.

Como es posible que el pasado 05 de septiembre de 2012 se hiciera el anuncio  con bombos  y platillos que en enero de 2013 iniciaría la pavimentación de esta carretera  y hasta el sol de hoy seguimos en las mismas. ¿QUÉ PASO? Esa es la gran incógnita, Porque después de una  reunión entre los actuales alcaldes de Viracachá, cienega, soraca junto con Éverfranks Torres, en ese entonces director de obras públicas de la Gobernación  y Ánderson Sánchez  para la época presidente de la asamblea se acordara como prioridad la intervención de la vía, nos quedamos con el anuncio solamente,  hay quienes dicen  que ese proyecto lo frenaron mal intencionadamente en la gobernación,  buen eso es cuento viejo,  pero les recuerdo que estamos cerca de las elecciones de este 25 de octubre y muy probablemente esa será una de las promesas de uno que otro candidato, OJALA CUMPLAN.

Retomando: queridos amigos me atrevo a decir que el párroco con el que ustedes cuentan no lo van a tener para siempre, nuestra comunidad requiere de líderes y cuando digo lideres no es el que  más fuerte habla ni aquel que somete a los demás, es aquel que con ejemplo de trabajo y compromiso demuestra que se pueden hacer grandes obras para beneficio  de todos. Confundimos  líderes con charlatanes que creen ser dueños y señores de todo….  ahí les encargo esa tarea.

“Líder no es mandar, es saber servir y dirigir a los demás con propósito y amor”.

Anónimo.

Editorial de la semana por:  carlos Alberto martinez parra. 

CARA A CARA, "CÁTEDRA DE BUEN SERVIDOR PÚBLICO".

CARA A CARA, "CÁTEDRA DE BUEN SERVIDOR PÚBLICO".

El pasado sábado 01 de agosto  un hecho sin presentes en Viracachá,” como los doce apóstoles reunidos en torno a Jesús oyendo sus enseñanzas”, si,  así se les vio a los políticos de esta localidad, sin importar las diferencias, el partido, color o religión, allí en el salón parroquial estuvieron muy puntuales y juiciosos como en su “primer día de escuela”.  Candidatos a alcaldía y consejo municipal recibieron de parte del presbítero Rafael De los Reyes Cepeda un corto pero sustancioso “curso” de buen  servicio público: Hacer su campaña respetando a los demás candidatos, convencer a la ciudadanía con argumentos, en caso de ser elegidos gobernar con honestidad y escuchar las necesidades de los habitantes, ayudar a los que realmente lo necesitan y no desconocer a los electores que no apoyaron su candidatura… fueron algunas de las palabras que se le oyeron al cura párroco cuando ya culminaba el encuentro, al finalizar los candidatos a la alcaldía dirigieron unas cortas palabras, todos coincidieron en que había sido una experiencia única y agradecían infinitamente al padre el haber generado ese escenario para oficialmente iniciar  la campaña,  dos de los candidatos aprovecharon para reclamar porque supuesta mente algunas personas a modo de guerra sucia estaban enlodando la honra y  el buen nombre,  por lo tanto hicieron un llamado a dejar de lado esas actitudes y hacer la campaña sin valerse de este tipo de patrañas y por ultimo todos recibieron la bendición.

Según manifestaron los candidatos tendrían en cuenta cada una delas recomendaciones que se les hizo, pensando en la unidad de la comunidad y entre todos hacer un municipio de progreso y desarrollo.

Ahora solo nos queda que esa “cátedra de buen servidor  público” como la he bautizado en esta  oportunidad,  cumpla con el objetivo.

Como electores quedamos a la espera de escuchar sus propuestas, sus intenciones en caso de ser elegidos y leer detenidamente  cada uno de los programa de gobierno y  de allí tomar la mejor decisión.

Carlos Alberto Martinez Parra. 

Mocoa, una tragedia anunciada.

 

 

La tragedia de Mocoa despertó la solidaridad de muchos colombianos, me atrevería a decir, que de todos los colombianos, fueron muchas las familias víctimas de la furia de la naturaleza, viviendas y barrios enteros sepultados entre el lodo y las rocas.

 

En las redes sociales fue tendencia #Mocoa, pues, no era para menos, el alcance de la avalancha del 30 de abril en la noche era dramática.

 

Pero no solo fueron mensajes de solidaridad, después de que se empezara a publicar información, donde se demostraba que Mocoa ya había sufrido una emergencia con similares características en el año 89, pero ahí no para todo, los organismos de gestión y riesgo le habían advertido a los gobiernos locales lo que podía suceder en Mocoa, si no, se tomaban las medidas correspondientes para mitigar una posible emergencia.

 

Entonces todos se empiezan a cuestionar, ¿cómo es que los gobernantes de nuestro país permiten que suceda algo tan horroroso, si tenían información de que podía suceder una tragedia?

 

Indignados los colombianos  buscan  responsables, claro, no era para menos, como dice el dicho popular “soldado advertido no muere en guerra”.

Efectivamente encontraron un responsable, el gobierno nacional, si, donde su máximo líder es Juan Manuel Santos Calderón, el presidente de Colombia. Un presidente que no goza de popularidad en los colombianos.

 

La opinión publica cuestionan la falta de atención del gobierno central a las regiones, pues manifiestan que el gobierno solo se ha centrado en un tema, el proceso de paz con las FARC EP. A quienes alcanzaron a señalar de ser los responsables de la tragedia, pues grupos radicalmente opuestos a la forma como se negocia la paz en Colombia, manifestaron que la tragedia era producto de la activación de explosivos por parte de ese grupo insurgente.

 

Los ambientalistas, ellos si con mucho criterio alegaron que la deforestación fue un factor determinante, inclusive recordaron tragedias como la de armero y salgar, un reclamo fuerte por la omisión de las autoridades.

 

Después de la tragedia lo que sigue es el rescate de los supervivientes, brindarles todo el apoyo y acompañamiento que las victimas requieren y allí los medios de comunicación en su ejercicio de informar, trasmitían en detalle semejante experiencia. Algunos internautas cuestionaron la manera como los medios de comunicación informaban a la opinión pública, pues, según ellos los medios no estaban contando la realidad que vivía la comunidad.

 

El gobierno nacional busca garantizar las ayudad para todas las víctimas, pero el proceso de entrega no  contaba con una gerencia que garantizase la eficacia en la entrega de ayudas para todos, los internautas también cuestionaron la forma en que el gobierno procedía ante la necesidad de muchas de las víctimas, de echo los mismos damnificados, en los espacios de los noticieros exigían al gobierno ayudas, pues, lo habían perdido todo.

 

Se empezaron a registrar denuncias de la comunidad donde se veía algunas bodegas llenas de ayudas para los damnificados y que no eran entregadas, pues las circunstancias ameritaban que se entregaran con urgencia. Tanto así que se solicitaba hacer seguimiento de las donaciones que hacían los colombianos y desde el extranjero, porque empezaron a surgir dudas sobre la verdadera entrega de ayudas y recursos económicos.

 

Ante la presión de los colombianos y de los medios de comunicación, se agiliza la entrega de ayudas, el gobierno permite el ingreso de ayudas de particulares, colombianos voluntarios y de buen corazón que querían llevarles directamente alimentos y vestido a las víctimas, también se inicia con el proceso de limpieza de los barrios afectados, se verifica el estado de las edificaciones que quedaron en pie, se suscriben contratos de arriendo para garantizar un techo digno a las familias afectadas y se anuncia la construcción de viviendas para damnificados.

 

Cero y van tres, si contamos: Armero, Salgar y Mocoa, esperamos que el gobierno y las autoridades le pongan más atención a las zonas vulnerables y así evitar tragedias de semejante magnitud.